Distancia: 10 km. ( ida )

Tipo de Ruta: Lineal

Dificultad Física: Baja

Dificultad Técnica: Baja

Indice IBP: 13BC

 

Es de las rutas más bonitas que tenemos en el municipio, no ya por recorrer  unos de los caminos más representativos de Pinto, (Camino de Ainar), sino porque es una de las rutas ideales para realizar en la primavera y principios del verano.

Ponemos nuestro cuentakilómetros a cero Pk.(0.000) y salimos de Pinto desde la puerta del Hotel Princesa de Eboli, junto al Parque Juan Carlos I, punto de referencia conocido en todo el municipio. Cogemos dirección Norte hasta la primera calle que nos encontramos a nuestra derecha, Pk.(0.085) es la calle de San Antón la cual coge su nombre del camino y de la Ermita que llevan su nombre. Si nos fijamos, antes de girar a nuestra derecha, si miramos al lado opuesto, podemos ver la pequeña y singular Ermita de San Antón.

Una vez metidos en la calle de San Antón atravesamos el túnel Pk.(0.381) que nos hace de paso bajo la carretera A-4 ó Autovía del Sur y seguimos hacia delante. Unos pocos de metros nada más pasar el túnel, a la derecha, veremos que sale un camino Pk.(0.477) al cual no hacemos caso, es el antiguo Camino del Pozo o de Torceparedes. En la actualidad se le denomina Camino de Pantoja y aparte de llevarnos a las casas de la antigua finca de Pantoja, nos acerca a la famosa Cuesta de la Mechina y al Vértice de Pereda, una de las “Atalayas” de Pinto. (Alt.: 641.40 m.)

Seguimos nuestra ruta y llegamos a la glorieta de la carretera M-841 carretera de de Pinto a San Martín de la Vega Pk.(0.866) Metiéndonos en la glorieta cogemos la segunda salida en dirección a Pinto. Un poco más de doscientos metros antes de subir el puente, nos encontramos un camino que sale a nuestra derecha Pk.(1.231) y por el cual nos metemos. Es un camino que forma ángulo recto hacia la izquierda muy poco transitado pero que nos llevará sin tener que pasar por la A-4 a la antigua Carretera de La Marañosa.

Pasado el giro a la izquierda, nos encontramos en ambos lados del camino antiguos pozos y aljibes de riego, más a delante desembocamos casi al comienzo de la antigua Carretera de La Marañosa, la cual tomamos a la derecha. Pk.(1.994)

Seguimos por la carretera bien pegados al lado derecho ya que aunque no es una carretera con mucho paso de vehículos,  es muy transitada por los camiones que va a la Planta de Reciclaje y al Basurero de la Comunidad de Madrid y pasan algunas veces a velocidades, no muy acordes con los límites de velocidad de dicha vía.

En el Pk.(2.096) tenemos un camino de labor en nuestro lado izquierdo el cual dejamos atrás para volvernos a encontrar otro camino pero esta vez en el lado derecho, es el Camino de la Loba Pk.(2.141) y que también dejamos atrás.

Llegamos al Pk.(2.375) y vemos que sale un camino bien marcado en el lado izquierdo de la carretera, es el Camino de Inar y uno de los principales caminos de nuestro municipio, salimos de la línea de asfalto y nos adentramos en él.

A partir de este punto nos adentramos en un ambiente rural que nos transporta casi a otras épocas, campos cultivados, tierras de labor, olivares, antiguas casas de campo, cortijos olvidados…

Seguimos pedaleando y estamos próximos a ver uno de los elementos más tradicionales de nuestro entorno Pk.(2.765). Nos referimos a un bien conservado (por el momento…) Chozo de Pastores, el cual data aproximadamente de antes de 1.928 y está situado a nuestra izquierda según vamos, siguiendo la linde de entre dos tierras de labor.

Pasada ya esta pequeña “joya”, nos encontramos con una bifurcación Pk.(2.955). Seguimos por el camino de la Izquierda, el camino mejor conservado. El otro camino mucho más deteriorado, es otro de los Antiguos Caminos de Pinto, el Camino de Cabeza Fuerte que nos llevará a la otra Atalaya (Vértice geodésico de Cabeza Fuerte,) con sus impresionantes vistas sobre los campos de labor de la zona.

Desde aquí podemos apreciar bastantes puntos de interés de nuestro entorno rural, así como en los días claros, podemos llegar a ver, las impresionantes vistas de la Cuenca Alta del Manzanares en la sierra del Guadarrama.

Continuamos poco a poco y pedalada tras pedalada al siguiente Punto Kilométrico. Esta vez ese el Pk.(3.654) en el cual dejamos a nuestra izquierda otro gran desconocido de Pinto, el Camino del Guerrero que une el Camino de Inar con el Camino de Valdecantos.

Estamos metidos de lleno en la naturaleza, la grandeza del espacio y la línea de nuestro camino nos dejan poco margen de equivocación para seguir nuestra ruta. Llegamos a la altura del  Pk.(4.967) y a nuestra derecha podemos observar las ruinas de las Casas de la Finca Pichón. (Años 60)

Seguimos adelante y casi en la unión de los dos olivares a ambos lados del camino Pk.(5.440), si miramos a nuestra derecha, podemos vislumbrar en lo más alto de los cerros “La Atalaya”, el Vértice Geodésico de Cabeza Fuerte.( Alt.: 667.10 m.)

Llevamos recorrido más de la mitad de nuestro camino de ida y nos acercamos a otro de los puntos emblemáticos. Es un cruce de caminos, Pk.(5.822) es la intersección del Camino de Inar con el antiguo Camino de Getafe a Gozquez o Camino de Getafe a San Martín de la Vega en la actualidad.

Aunque el camino está cortado por una cadena y con varios avisos de finca particular, el paso de vehículos ha realizado otro trazado paralelo consecuencia sin duda por el mal estado del camino en la época de lluvias. Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de estos caminos son caminos que están situados en propiedades particulares, con lo cual el asentamiento no está permitido sin permiso explicito del dueño de las tierras, pero siendo caminos de paso entre fincas ó entre municipios el paso caminando y con bicicletas, debe estar permitido.

Nuestra ruta no tiene perdida, podemos ir viendo cómo se van sucediendo los campos de cultivo con los olivares y las tierras de barbecho, estamos en el interior de la economía agraria de otras épocas.

Estamos llegando a otro de los enclaves más importantes de la ruta. Si nos fijamos a nuestra izquierda, Pk.(6.757) podemos ver viejos restos de otros tiempos, en concreto, otro viejo aljibe de aguas.

Ya lo podemos ver en la distancia, nos acercamos a la finca de San Félix Pk.(6.872) llamada en otros tiempos Cortijo de Valdecantos, finca que da su nombre a otro de los caminos más representativos de Pinto situado al norte del que vamos.

 

Frente  a la entrada del cortijo y a nuestra derecha, podemos ver un camino que sube dirección a los cerros, es el camino llamado Camino a la Casa de Valdecantos ó a la Casa de San Felix, el cual comunicaba en tiempos,  el Camino  de Valdecantos,  con el Camino de Cabeza Fuerte y con la antigua Carretera de Pinto a la Marañosa. Nosotros seguimos de frente por el camino que vamos.

Llegamos a la esquina Sur-Este del cortijo, Pk.(7.081) y aunque tenemos dos alternativas giramos a la izquierda en dirección Norte. Unos metros más adelante al final de la bajada Pk.(7.278) volvemos a encontrarnos dos caminos, uno a derecha, que nos lleva a la cara Norte del cortijo y otro de frente, seguimos por este último.

Volvemos a encontrarnos otro cruce, esta vez derecha e izquierda, Pk.(7.360) cogemos el camino de la derecha, ya que el de la izquierda,  es el antiguo Camino de la Casa de Valdecantos.

Pk.(7.759) otra encrucijada más, aunque ya son de las pocas que quedan, seguimos a la derecha enfilando la recta que nos lleva directamente a un paso situado en el mismo límite del municipio de Pinto con Getafe.

Limite de Pinto, Pk.(8.447) estamos en la puerta de entrada o de salida, según se mire, de los terrenos del cortijo de San Félix o de Valdecantos, está situada en el propio límite del municipio, seguimos de frente.

Para los amantes de la aventura en bicicleta, existe una senda, prácticamente desconocida, que la podemos ver si nos situamos en el límite, en la misma puerta mirando a derecha y a izquierda. Este camino que recorre un tramo del límite de Pinto con Getafe dirección Sur – Norte en sentido descendente, tiene su nacimiento en la antigua Carretera de la Marañosa (40º 16´ 16.51´´N  3º 37´ 21.68´´O). Tenéis que estar atentos, pues desde la Carretera de la Marañosa no ve bien el comienzo de este camino, por estar detrás del talud de este Camino – Carretera.

 

Estamos llegando prácticamente al final de nuestra ruta, ya podemos ver claramente la silueta del Cerro del Grajo en la distancia, que nos recuerda claramente a una “Boina” de esas que llevaban nuestros mayores en otros tiempos, y que da el sobrenombre a esta ruta.

Llegamos a la parte más alta del camino Pk.(9.777) y nos encontramos una encrucijada. Si seguimos de frente el camino nos llevará a la carretera de Perales del Río a San Martín de la Vega M-301 junto a su conocido Carril Bici. Si optamos por irnos a la derecha, nos acercaremos a la parte trasera del Vertedero de la Comunidad de Madrid de residuos sólidos y nos situara en el antiguo Camino de Vallecas que hace de límite por la parte Este con el municipio de San Martín de la Vega.

Nosotros nos bajamos de nuestras bicicletas y nos vamos a la Izquierda, atravesando el terreno de labor, hasta llegar a los primeros pinos. Hay que tener un poco de cuidado pues en su día existía una alambrada la cual debe de estar bastante oxidada.

Entre los pinos podemos distinguir un camino que saliendo por nuestra derecha y describiendo una curva a izquierda, va recorriendo los pocos metros que faltan para llegar a la parte más alta del cerro y donde está situada, la antigua Casa del Cerro del Grajo, que actualmente se encuentra en ruinas. Pk.(9.974)

Fin de la Ruta.

.

Deja un comentario

Nuestros Patrocinadores

Categorías
Descargas
Próximos eventos
Septiembre  2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   
  1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30  
Pronóstico del Tiempo

pronostico del tiempo Pinto

Publicidad