Distancia: 12.5 km. ( ida )

Tipo de Ruta: Lineal

Dificultad Física: Baja

Dificultad Técnica: Baja

Indice IBP: 10CC

 

.

Generalmente comenzamos nuestras rutas partiendo de la Ermita de San Antón (0,000 Km.) y desde ahí recorreremos una serie de caminos que nos llevaran a nuestro destino: La Fuente de la Teja.

Salimos por la calle Alpujarras en dirección a la glorieta del colegio Buenos Aires (0,900 Km.), pasando frente a la puerta principal del parque Juan Carlos I  y el pabellón Príncipes de Asturias de Pinto.

Continuamos de frente, pasando por debajo de las vías del tren de cercanías C3 (Madrid- Aranjuez) y cruzamos el  puente sobre la M-506 (1,200 Km.) que une Pinto con Fuenlabrada. Seguimos de frente, ya sin asfalto, y nos adentramos en la Cañada Real Galiana, antigua vía pecuaria por la que seguiremos nuestro camino.

Las tierras de labor y las fincas rústicas se van intercalando a nuestro paso, hasta llegar a las dos últimas fincas edificadas (3,200 Km.). Cerca de estas dos propiedades, a nuestra derecha, encontramos los depósitos de agua (3,700 Km.) que en otros tiempos, regaban los campos de cultivo y daban de beber  a los animales. En todo el recorrido, los sembrados y los caminos de servidumbres, de paso entre fincas, irán tejiendo  una maravillosa red de aventuras y rutas, que muchos caballeros andantes envidiarían. Entre caminos de tierra y campos arados encontraremos otras sendas mucho más peligrosas y menos cómodas; son los tendidos de alta tensión (4,800 Km.),  que nos recuerdan el progreso y la civilización, mediante ese zumbido monótono e inquietante que, en algunos casos, podría transformarse en una desagradable “mordedura eléctrica” (a causa de la electricidad que flota en el ambiente) si llegamos a tocar el metal de nuestra bicicletas con alguna zona de nuestro cuerpo, desprotegida de ropa.

Dejamos, aunque no por mucho tiempo, la Cañada Real Galiana, (5,900 Km.) que dejaremos delante de nosotros, para seguir por el camino hacia la derecha, con intención de salvar el Arroyo Guatén, unos metros más adelante.

Hasta aquí, el camino ha sido reparado varias veces para hacerlo más transitable. Como consecuencia de la construcción de la carretera R-4, el trazado de la cañada sufrió una pequeña modificación en este punto, por lo que se desvió el trazado primitivo de la cañada, para hacerla pasar por encima del puente que nos servirá para salvar la mencionada carretera. Si nos adentramos por la cañada primitiva, veremos que al final también sufre un desvío que nos llevara a lo alto del mismo puente, con la salvedad de que, en este caso, no hay un paso relativamente seguro para salvar el arroyo.

Una vez cruzado el Arroyo Guaten, (6,100 Km.) y sus malolientes aguas residuales, vamos hacia el puente sobre la R-4 (7,100 Km.). Desde lo alto del mismo tenemos una vista privilegiada de los términos municipales de Pinto al NE, Parla al NO y Valdemoro al E;  al SO y mucho más cerca, vemos Torrejón de Velasco, al que tengo bastante cariño por ser el destino de mi primera “gran excursión” en bicicleta de montaña a un municipio cercano al nuestro.

Tras bajar rápidamente el puente, seguimos el camino que sale a la izquierda, pues el de la derecha nos llevaría a Torrejón de Velasco.  Pasamos sobre la canalización del Arroyo Guatén -causada por el trazado de la R-4- y giramos a la derecha, dejando de frente un camino que conduce a Valdemoro y al Cerro de Batallones. Estamos, de nuevo, en la Cañada Real Galiana que nos llevará, sin mucha dificultad, al cruce de ésta con la carretera M-404,  que une los municipios de Valdemoro y Torrejón de Velasco (8,500 Km.), dejando a nuestra derecha una finca que suele tener camiones y gabarras aparcadas dentro (8,000 Km.), y a nuestra izquierda una granja de “guarros” que, dependiendo de donde venga el aire, delatará su presencia.

Una vez pasada la carretera, acometemos una pequeña subida del camino que nos ira aproximando a nuestro destino y que, tras dejar atrás un cruce de caminos agrícolas (8,900 Km.) y una finca a nuestra izquierda (9,700 Km.) en un recodo del camino, llegaremos al puente que salva las vías del tren de alta velocidad Madrid-Sevilla. (9,900 Km.).

De todos los caminos que vemos, seguiremos el de la izquierda, dejando el puente a la derecha, y a la izquierda de éste, la Cañada Real Galiana, que seguirá hasta más allá de Toledo. Unos metros más adelante dejaremos a nuestra izquierda, un camino de paso de fincas y seguiremos por el que vamos, entrando de lleno en una zona de olivares.

Tras unas suaves bajadas y subidas, algunos bancos de arena, y unas cuantas rodadas, producidas por vehículos a motor y las lluvias  pasadas,  nos acercamos al fin de nuestro destino, el cual vislumbramos en la distancia hace rato, al ver el cerrillo que hay al lado de la Fuente de la Teja, y que más de un loco, ha intentado subir, en bicicleta, y en no sé cuantos vehículos a motor.

Finalizando nuestra aventura dejaremos, a nuestra derecha, un camino rural (12,000 Km.) que nos lleva a Torrejón de Velasco, pero esta vez entrando por la parte sur el municipio.

Cruzando el camino, comienzan las primeras sombras del arbolado que protege del estío la zona de mesas y papeleras que hay en la misma Fuente de la Teja (12,250 Km.).

Después de dar buena cuenta de las viandas que tengamos a mano y reponer el agua fresca de la Fuente de la Teja, podremos encomendarnos a San Isidro, en la ermita que allí le venera, para que nos dé fuerzas en el camino de vuelta.

.

Un comentario para “01.- La Fuente de la Teja”

Deja un comentario

Nuestros Patrocinadores

Categorías
Descargas
Próximos eventos
Septiembre  2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
   
  1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Pronóstico del Tiempo

pronostico del tiempo Pinto

Publicidad